Página Inicial
Estás en   Inicio >> Crónicas >> Detalle
Noviembre
14
vie
2014
La Huella de Don Ángel Cuesta
Román Antonio Álvarez y José Manuel Fernández ante el monumento a Don Ángel Cuesta, en el parque que lleva su nombre en Panes.

Cerrado el verano y metidos en un otoño que ya nos hizo abrir el paraguas y encender algún día la calefacción, me gustaría hacer en estas líneas una reflexión sobre un acto celebrado en Panes el 9 de agosto (sábado) en pleno ecuador estival.

Se trata de un homenaje floral a Don Ángel Cuesta realizado por el Rotary Club de Avilés al que acompañaron rotarios de otros clubes de Asturias: Gijón, Oviedo y alguno de Santander. Además, estuvieron presentes también representantes de varias asociaciones de Avilés y el concejal de Cultura del ayuntamiento avilesino, Román Antonio Álvarez.

Ejercieron de anfitriones el alcalde del Valle Bajo de Peñamellera, José Manuel Fernández Díaz y parte de su corporación, el cronista oficial, Cecilio Testón y algunos vecinos que quisimos acompañar.

No es la primera vez que Rotary realiza una ofrenda floral en su concejo natal a Don Ángel Cuesta, que además de ser un extraordinario benefactor y uno de los hijos más ilustres, llegó a ser un indiano que nunca se quiso desarraigar y compensó sus ausencias de muchas y generosas maneras. Fue introductor del rotarismo en España, a quien también se le debe la creación del club de La Habana, primer club rotario de habla española.

En esta ocasión, la visita de Rotary y sus agregados no se ciñó solo a la ofrenda floral sino que incluyó también la visita al pueblo natal de Don Ángel (Colosía), la Iglesia en la que fue bautizado (San Juan de Ciliergo) y el palacio de El Collao (Cimiano), refugio de Don Ángel en sus viajes a España como indiano.

En la ofrenda floral, realizada en el parque que lleva su nombre, intervinieron el alcalde de Peñamellera Baja y el concejal de Cultura avilesino. Me gustaría destacar las palabras de Román Antonio Álvarez en las que hizo en nombre del consistorio avilesino una invitación formal y pública al ayuntamiento de Peñamellera Baja a hermanarse con el de Avilés el año próximo 2015. El motivo es el 90 aniversario del viaje que una Delegación de EE.UU realizó en 1924 a Avilés para dignificar y honrar la figura de D. Pedro Menéndez, fundador de la primera ciudad de EE.UU (San Agustín de la Florida)y al frente de la cual venía Don Ángel Cuesta.

Sirvan estas líneas como recuerdo de una invitación que no debería quedar en el olvido y no lo digo solo por haber repartido mi vida entre Peñamellera y Avilés. Estoy seguro que la aceptación de la invitación generosa de Román Antonio Álvarez puede servir para dar a conocer más y mejor la grandeza de un hombre ejemplar que nunca se olvidó de su origen y cuyo conocimiento, recuerdo y agradecimiento deben tener vigor permanente.

Y aunque los hermanamientos tienen sus detractores, porque ¿hay alguna iniciativa que no tenga detractores? Favorecen lazos, posibilitan proyectos, propician intercambios, facilitan acercamientos, tienden puentes de muchos tipos… ¡Cuántos peñamelleranos hemos pasado por Avilés! Algunos avilesinos también han pasado por nuestro Valle, aunque menos.

Dentro de las enseñanzas que podemos sacar de los últimos encuentros Astur-Cántabros que hemos organizado este año es que con buenos compañeros de viaje ganamos mucho. Apliquemos la moraleja.


Fuente: El Comercio - Isidro Caballero
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal