Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Octubre
6
lun
2008
El proyecto para el centro de la cueva de Llonín estará acabado en noviembre
Una imagen del boceto elegido para el aula de interpretación. / REPR. S. SAN MARTÍN

El boceto distribuye en dos plantas el aula, la baja para el museo y la primera para una sala de proyecciones

Todo va sobre ruedas. Sólo falta el proyecto y éste estará ya listo «en algo más de un mes y medio». Es decir, para el próximo mes de noviembre, el aula de interpretación de la Cueva de Llonín estará más cerca de su creación.
El pasado viernes la alcaldesa, Rosa Domínguez, acudía a Oviedo para reunirse con el director general de Patrimonio, Adolfo Rodríguez Asensio. Juntos eligieron el boceto sobre el que se inspirará el proyecto para la construcción de la futura aula de interpretación de la caverna prehistórica.
La idea del arquitecto Carlos Joglar Tamargo resultó la vencedora de entre las tres que habían sido entregadas al Ayuntamiento. El arquitecto recreó un aula distinta. Se trata de respetar el inmueble existente -las antiguas escuelas de Llonín- y levantar otro a su alrededor. Así, la puerta principal del centro de interpretación estaría anexa a las escuelas y, tras ellas, iría el resto del edificio. Al final, la obra añadiría a los 35 metros cuadrados del inmueble actual, otros 44. Distribuidos en dos plantas, el arquitecto deja para la parte baja del edificio toda la zona en la que se ubicará el contenido museístico. Pero, además, se pretenden respetar las rocas que están bajo el inmueble de nueva creación. De esta forma, «ya veremos cómo puede hacerse», dice la alcaldesa, «quedarían las rocas naturales dentro del edificio artificial», dando así un toque más natural a todo el centro de interpretación.
Después, la parte de arriba del aula sería «una gran sala de proyecciones audiovisuales». En la parte de abajo, además, estaría ubicada la recepción y los aseos.
Sin embargo, esto todavía no es tangible. No lo será hasta que la redacción del proyecto sea un hecho. «Estamos en ello», asegura Domínguez. «Ya está adjudicada la redacción del proyecto en 50.000 euros». La misma cantidad que el Principado reservó en su Ley de Crédito Extraordinario para la obra cultural de la localidad peñamellerana.
Contenido
Al mismo tiempo que se redacta el proyecto del nuevo inmueble, los investigadores Marco de la Rasilla y Javier Fortea trabajan también en su iniciativa particular. A ellos les ha correspondido elaborar el documento que dote de contenido al museo de la caverna preshistórica. «Nadie mejor que ellos que conocen la gruta e investigan su historia», declara la regidora. Por eso, «se ha hecho mediante una adjudicación directa», asegura.
Estando así las cosas, «el objetivo es comenzar a construirlo el próximo año», dice Domínguez. Sin embargo, «tenemos que ser pacientes y esperar, ya que no habrá dinero para la financiación del centro hasta que no se aprueben los presupuestos de 2009». Por ahora, «esta semana vendrán los técnicos a Llonín para hacer el levantamiento topográfico, el estudio básico de seguridad y salud y el estudio geotécnico», recuerda la alcaldesa.
En Peñamellera Alta ya pueden enorgullecerse de que su centro de interpretación comience a coger forma, porque el de Llonín es, cada vez más cerca, uno de los 13 equipamientos culturales previstos en el proyecto Paraíso Rupestre.

Fuente: El Comercio - Eva SanRomán
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal