Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Marzo
10
mar
2009
Atasco rupestre en el Oriente
Visita de mayores de la comarca al centro de la fauna glacial de Onís, con una réplica de un megalocero en primer término. alba sánchez

Sólo dos de los trece equipamientos de la red de patrimonio prehistórico están en funcionamiento

Sólo dos de los 13 equipamientos proyectados dentro de la marca «Paraíso Rupestre», resultado de una iniciativa que comenzó a gestarse en 2003 bajo el nombre de Museo Abierto de la Prehistoria de Asturias, están funcionando. Se trata de los correspondientes a los ayuntamientos de Llanes y Ribadedeva. Mientras, las obras del buque insignia del plan, el centro rupestre de Tito Bustillo, hacen aguas siete meses después de que se colocase la primera piedra. La red «Paraíso Rupestre» comprende un equipamiento por cada uno de los 13 concejos de la Mancomunidad del Oriente y su finalidad es destacar los yacimientos arqueológicos y las representaciones del arte rupestre que abundan en este territorio.

El municipio llanisco fue el primero en descubrir su propuesta para poner en valor su principal icono, el conjunto neolítico de pinturas y grabados que conforma la roca conocida como Ídolo de Peña Tú y ubicada en las estribaciones de la sierra plana de La Borbolla. Este símbolo sugirió la creación del Aula de Peña Tú, inaugurada el 1 de agosto de 2006 en la localidad de Puertas, muy cerca de la mencionada piedra. Paneles explicativos, audiovisuales y pantallas táctiles guían el paseo divulgativo por esta instalación que complementa la visita in situ al recinto del Ídolo.

Dos años después de Llanes, el concejo de Ribadedeva abría al público el centro de interpretación de la cueva de El Pindal y el entorno de San Emeterio, el 17 de julio de 2008, apenas una semana después de que la UNESCO fallara a favor de la candidatura a Patrimonio de la Humanidad de las cuevas asturianas de arte rupestre de El Pindal, Llonín, La Covaciella, Tito Bustillo y La Peña de Candamo. El equipamiento ribadevense promocionado como «Puerta de los Acantilados» cuenta con el aliciente de que se levanta en un paraje de gran valor paisajístico, junto a los acantilados de Pimiango, ofertando al visitante la posibilidad de completar la entrada al museo con un paseo real por los contenidos centrales de ese espacio expositivo: la cueva de El Pindal abierta al público, la ermita de San Emeterio y las ruinas del monasterio de Tina.

Pero lo cierto es que la red de equipamientos del también conocido como Plan de la Prehistoria del Oriente Museo parece no salir del atasco. A las dos únicas inauguraciones institucionales hasta el momento les suceden cambios de proyectos, proyectos sin presupuesto e intenciones sin proyecto.

Entre aquellos concejos que quieren sacudirse la tardanza figuran los de Onís y Cabrales. Ambos quieren tener listos sus equipamientos para el verano de 2009. El centro de interpretación de la Fauna Glaciar es la apuesta de Onís. Los trabajos se iniciaron en el año 2006 y entre las fracasadas intenciones de apertura figura la de haber abierto en 2008. La cosa pinta mejor de cara a este año, aunque aún resta zanjar trámites de apertura ineludibles. La espectacularidad de las réplicas a escala de animales prehistóricos es uno de los «ganchos» de la visita.

Concluido, aunque sin fecha de apertura, está el equipamiento que el concejo de Amieva aporta al plan comarcal de la prehistoria. Se trata del centro de interpretación del karst, en la zona conocida como La Meruya. La gestación del proyecto ha superado los dos años y la intención es promocionar y dinamizar turísticamente el municipio explicando los relieves kársticos más significativos de Amieva, como la red de Toneyu, catalogada como monumento natural.

En Cangas de Onís ha dado tiempo hasta de cambiar de proyecto. Se rechazó el inicial, el denominado Campamento de los Pescadores de la Prehistoria, y se optó por revalorizar el dolmen de La Cruz y la cueva de El Buxu. La mejora del acceso a esta última se prevé en los Presupuestos regionales.

En Peñamellera Alta tienen proyecto pero, de momento, ninguna asignación presupuestaria para convertir las antiguas escuelas de Llonín en sede del aula dedicada a la cueva del mismo nombre, no visitable y catalogada como Patrimonio de la Humanidad en 2008.

En la vecina Peñamellera Baja, uno de los concejos más críticos con el planteamiento y el ritmo del plan de la prehistoria, aseguran seguir esperando el mismo informe de Patrimonio del Principado que aguardaban en el año 2007 y del cual depende la ubicación del proyecto. Se trata de saber si se puede o no rehabilitar la ermita de San Juan de Ciliergo, en Panes.

Fuente: La Nueva España - Rebeca Aja
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal