Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Febrero
12
vie
2010
Peñamellera concluye este año el arreglo de todas sus carreteras
Fernández, Montes, Migoya y técnicos de la empresa que ejecutó las obras. :: N. A.

Migoya inaugura en Bores la vía de acceso desde la N-621, cuatro kilómetros que costaron al Principado 431.700 euros


El concejo de Peñamellera Baja tendrá, cuando termine este año, todas las carreteras que dan acceso a los 17 pueblos que lo componen en perfecto estado. El alcalde del municipio, José Manuel Fernández Díaz, agradecía ayer públicamente a las Consejerías de Infraestructuras, Medio Rural y Administraciones Públicas la colaboración que han mantenido con el Ayuntamiento en los últimos tiempos porque gracias al entendimiento entre las dos administraciones «en poco más de cuatro años tendremos todas las vías de acceso ejecutadas». El sistema de carreteras de Peñamellera Baja, explicó, el regidor popular, «ha recibido, contando el tramo Niserias-Panes, hasta tres millones de euros». Ahora, señaló, «sólo quedan 800 metros de la carretera de acceso a Abándames», que se acondicionará más adelante con cargo a la Consejería de Infraestructuras, aunque todavía no hay reservada ninguna partida presupuestaria. Sin embargo, como alternativa a este acceso, el Ayuntamiento aprovechará el Plan A para adecuar un camino provisional presupuestado ya en 355.089 euros.
Precisamente este plan, impulsado por el gobierno del Principado, recordó Migoya, en Peñamellera Baja comenzará a ejecutarse «esta misma primavera». El montante total que le ha correspondido a este Ayuntamiento (636.000 euros) servirá para acometer cuatro actuaciones. La primera, el citado acceso alternativo a Abándames. La segunda y la tercera, la urbanización de espacios públicos en Narganes y Cuñaba, con un presupuesto conjunto de 127.000 euros. Y la cuarta será la corrección de los hundimientos en el camino de acceso a Suarías, que cuenta con un montante de 156.908 euros. Esta última obra será la primera que comience a ejecutarse por la peligrosidad que supone para los conductores. Las de Peñamellera, señaló Migoya, «serán unas de las obras que antes empiecen con respecto al resto de Ayuntamientos de Asturias porque ya teníamos los proyectos».
La consejera de Administraciones Públicas hacía el repaso por las obras a ejecutar en los próximos meses en el concejo de Peñamellera en la localidad de Bores. Allí acudió, junto con el director general de Administración Local, José Luis Montes, y el alcalde del municipio para inaugurar la carretera que da acceso a este pueblo, y también al de Robriguero, desde la nacional 621. La vía, subrayó Migoya, «estaba en mal estado tanto de firme, como de seguridad y señalización». Por eso, «se mejoró el ancho de la calzada en algunos tramos» y, finalmente, «ha quedado en condiciones para prestar servicio» a todos los vecinos de la zona. Fue una partida de 431.700 euros la que se necesitó para acondicionar los 4.095 metros que separan el último núcleo de la carretera nacional.
Pero, además, las obras sirvieron para mejorar los ramales de La Serna y Llés, así como la pavimentación de algunas zonas en los pueblos de Robriguero y Bores. Además de aumentar el ancho de la calzada, se mejoraron los saneos y las redes de drenaje, así como la seguridad, ya que se recrecieron los 915 metros de barreras ya existentes a lo largo del trazado.

Fuente: El Comercio Digital - Eva SanRomán
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal