Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Febrero
11
vie
2011
Los cotos de Peñamellera Baja acogerán las últimas batidas de la temporada
Cuadrilla peñamellerana de José Ángel Pérez

Si hace unos días se ponía el punto y final a la campaña de caza del jabalí en los cotos de Llanes, el pasado fin de semana se echó el telón a la temporada en los municipios de Ribadedeva, Peñamellera Alta y Cabrales. Aún tendrán alguna oportunidad más de disfrutar de su afición favorita los hombres que forman parte de algunas de las cuadrillas de Peñamellera Baja, donde las batidas se prolongarán hasta el próximo día 19 de febrero.


 Las palomillas de Pepe Piney y Melchor Camacho fueron las encargadas de cerrar el periodo cinegético del puerco salvaje en Ribadedeva. Los de Piney batieron el sábado la zona de La Franca, donde las tres piezas cobradas fueron derribadas por otros tantos tiradores de excepción. Estos fueron José Ibarlucea, que certificó a un joven suido de unos 40 kilos; José Borbolla, quien logró hacerse con el pellejo de otro animal de 62 kilos, y Salva Matarranz, que acertó sobre una enorme jabalina de 84 kilos de peso. Toda la acción se desarrollo en los parajes de Andinas.

Al día siguiente, domingo, el grupo de Camacho asaltaba el lote de Ulpiones para que José Piney Covielles abatiera a un navajero de 62 kilos que se convertiría en la única captura de la jornada.


  Durante el último fin de semana también se terminó lo que se daba en el concejo de Peñamellera Alta. El sábado fue el turno para la cuadrilla de José Ángel Pérez en Peleas. Allí, y más concretamente en el Cortafuegos, Javier Noriega ponía fin a la huida de un marrano de 65 kilos, mientras que otro de 35 era finiquitado por Francisco Roque en la Canal de Lleraña. El trío lo completó una jabalina de 46 kilos que José Ángel «Rotura» fulminaba en Monasteriu.

La jornada dominical fue para los muchachos de Antonio Soberón en Jana, donde los tres macarenos doblegados situaban sus pesos entre los 60 y los 65 kilos. Los tiradores que hicieron diana fueron Leoncio Soberón, en Yes; Jesús Lobeto, en Esquiladoriu, y Manolo García, en la Casa el Cantu.


 Otras tres batidas, las aplazadas el fin de semana anterior a consecuencia de la nieve, se celebraban en los últimos días en los territorios de Cabrales. Una de ellas era la que le correspondía a la brigada de José Vigil en El Escobal. En ese lugar, Carlos López acababa con las correrías de dos gochos de 75 y 43 kilos, y Máximo Echizarreta hacía lo propio con las de otro ejemplar de 40.

El mismo día, la tropa de Reyes Martínez se movía por Poo, donde Manuel Ángel García y Leoncio Soberón daban pasaporte a dos morrudos gemelos de unos 30 kilos de peso.

El domingo eran los hombres que capitanea Pepe Huerta los que visitaban el área de La Ría. El más inspirado tirador en estas tierras fue Rafael Mier, que cerró el paso a dos chones de unos 80 kilos en la Escombrera de Arangas. Otro joven bicho de 32 kilos perdía la vida tras un disparo de Luis Montes en la Jorcada de Rillares.


 Donde todavía queda tela que cortar es en Peñamellera Baja, municipio en el que también hubo movimiento durante los pasados sábado y domingo. La jornada sabatina resultó aciaga en Cavandi para el grupo de Rafael González, que efectuó algún que otro disparo pero regresó a casa de vacío.

Mucho mejor les fue a los de Evencio Bada un día después en El Argayu. Especialmente a Arturo Bada, que acertaba sobre dos jabalinas de 62 y 43 kilos en la Cuesta el Aspa. Otra hembra de 68 kilos era tiroteada por José Luis Díaz en Fuenteflores y, una cuarta, ésta de 38, perdía el paso en Los Estillaos después de recibir un impacto del arma de Felipe Guerrero. 1102011cuadrillaJoseAngelEOA.jpg

Fuente: El Oriente de Asturias - José Luís Martínez
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal