Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Octubre
22
lun
2012
Peñamellera Alta con los ganaderos afectados por el lobo
Ganaderos de Peñamellera Alta con su Alcaldesa

Hoy lunes 22 de octubre, los ganaderos de Peñamellera con su alcaldesa al frente, han denunciado la grave situación por la que atraviesan como consecuencia de los ataques del lobo.

En estos momentos en los que las ganaderías regresan de sus pastos de brañas y praderas, tras su aprovechamiento durante el período estival, queda patente de un modo más preocupante la acción del lobo, bien por pérdidas o bien por la amenaza constante que supone tener expuestas las reses, la economía familiar, a los ataques del lobo.

De todos es sabido que el pastoreo estante y trashumante constituye una original y antiquísima cultura en peligro de extinción de la que depende la preservación y conservación del paisaje y de la continuidad de los ciclos biológicos naturales de nuestros valles y montañas. Esta cultura, es vital para la conservación de Peñamellera Alta como un referente natural mundial, y es, por lo tanto una pieza clave que las Administraciones públicas deben tener en consideración, comenzando por el propio Ayuntamiento . El descenso de la actividad ganadera y de la trashumancia primero, aunado a la actividad actual del lobo hace que este tipo de ganadería tan beneficiosa para el resto de sectores económicos de Peñamellera Alta esté en grave peligro.

La expansión del lobo en las últimas décadas está íntimamente ligada a una idealización del lobo promovida desde la sociedad que más alejada vive de los problemas causados por este animal y que han dado lugar a políticas muy proteccionistas hacia la especie del lobo que, con la disminución de la población rural fueron materializándose e intensificándose durante las últimas tres décadas.

Si queremos proteger el medio ambiente, compatibilizarlo con la ganadería, que a su vez es apoyar al autónomo, y la subsistencia del hombre en el medio, debemos buscar el equilibrio perfecto y la racionalidad en la gestión de la población de lobos, pues las medidas excesivamente proteccionistas, generan un exceso de ataques y por tanto de daños, que hacen inviables muchas explotaciones, que son pequeñas empresas a su vez, y provocan la pérdida de animales, que acumulan un acervo genético, tras años de selección por parte de los ganaderos, que garantiza su adaptación al medio en el que viven y la optimización de la producción difícilmente sustituibles en ocasiones por otros individuos de su misma especie.

No queremos que el lobo se extinga, pero no queremos que sea él quien mande y gestione el territorio y la economía de nuestro concejo. No queremos que desaparezca, pero queremos denunciar una política conservacionista de la naturaleza que actúa directamente contra el ganadero, principal actor de la conservación de nuestro territorio. No queremos un parque nacional, caro para todos, beneficioso para nadie, queremos un parque nacional donde se incentive el papel y el trabajo de los ganaderos como gestores fundamentales de nuestro ecosistema. El parque nacional no se hizo en despachos y reuniones, sino con el trabajo de siglos de nuestros antepasados en un lugar propicio para ello como es Peñamellera Alta.

Por otro lado, los atrasos en los pagos a los daños ocasionados por el lobo, nos hacen pensar que nuestros ganaderos se encuentran indefensos ante un problema que ellos nunca han ocasionado, ampliándose, por tanto, aún más los problemas que afectan a nuestros ganaderos frente al lobo.

El Ayuntamiento de Peñamellera Alta, muestra su apoyo a los ganaderos locales frente a la acción del lobo, comprometiéndose a defender la ganadería local frente a los ataques continuos del lobo.

Instamos al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias a fin de que se adopten las medidas necesarias para, debido a la urgencia e insostenibilidad de la situación, permitir a la mayor brevedad posible, batidas de lobo en las zonas de la región y Ayuntamientos que lo soliciten a fin de garantizar la posibilidad de los ganaderos de subir con sus reses a los pastos en unas condiciones de mínima seguridad.

Instamos al Gobierno del Principado de Asturias a que se autorice que las mencionadas batidas, sean realizadas por cazadores y ganaderos voluntarios, para evitar el coste que supondrían para la Administración Pública, máxime en épocas de crisis y ajuste económico como la que nos encontramos.

Instamos al Gobierno del Principado de Asturias a pagar los daños del lobo dentro de los plazos establecidos.
Instamos al Gobierno del Principado de Asturias a no abandonar el proyecto iniciado por el anterior ejecutivo autonómico para considerar al lobo como especie cinegética.

Fuente: Foro - Redacción
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal