Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Noviembre
23
vie
2012
La lluvia obligó a muchas de las cuadrillas a batirse en retirada antes de lo previsto

El mal tiempo, en forma de intensos aguaceros, volvió a jugar el fin de semana en contra de los cazadores, muchos de los cuales se vieron obligados a recoger los bártulos y abandonar sus puestos antes de tiempo. Una circunstancia, ésta, que influyó decisivamente en el descenso del número de capturas.

Tanto es así, que la de Manuel Garci fue la única cuadrilla capaz de completar su cupo en el coto de Llanes.

Se movió por el área de La Verde, donde Vicente Buj, Antonio Martín Cisneros y Ángel Borbolla derribaron a tres jabalíes de pesos próximos a los 60 kilos.

Otros dos macarenos sumó la tropa de Julio Tamés en el lote de San Cecilio. Ambos animales equilibraron la romana en los 80 kilos, y fueron liquidados por José Luis Martínez y José Antonio Quintana en el Llanu de Nueva.

Las otras cuatro cuadrillas llaniscas que el sábado salieron para peinar el monte tuvieron que conformarse con un solo trofeo.

Ramón del Campo fulminó a un suido de 67 kilos para los de Víctor Cotera en Llames de Pría, en términos de Ríu de Nueva.

Roberto Noriega fue el único cazador que acertó en el blanco, en este caso una jabalina de 54 kilos, en Cuetu Meré para los de Manuel Cuanda. El certero disparo tuvo lugar en el Puete los palomos.

Óscar Martín de Pablos logró abatir a un potente navajero de 82 kilos en el Llanu de Sierra Plana, dentro de la cacería dirigida por Ángel Martínez.

En La Mar, y más concretamente en las inmediaciones de la localidad de Andrín, Juan Ramón González noqueó a otra hembra de 70 kilos durante su salida con la brigada de Aníbal Romano.


 En Ribadedeva, el sábado era la palomilla de Juanjo Andreu la que se movía por el territorio de La Franca. Manolín Erice pasaportó una jabalina de 63 kilos, y José Ibarlucea, que en esta ocasión asistía como invitado, consiguió abatir a un macho de 82. Ambos lances tuvieron lugar cerca de Pimiango.


 Dentro de Peñamellera Baja, y en batida designada por Consejería, los hombres de Ramón Campillo visitaban la zona de Cavandi. Allí, en el sitio de Pandín, José Nosti «Pepinucu» hería a un jabalí de 35 kilos que, finalmente, sería rematado por el propio Campillo.

Ese mismo día, los de Evencio Bada visitaban El Argayu, donde Rafa el de Andinas y David Berdial derribaban a una pareja de macarenos de 45 kilos en Trecía y Boronda.


 Pasando el límite hacia Peñamellera Alta descubrimos que Nacho el gijonés cobró un par de piezas de 52 y 44 kilos en la Canal de Jaturra, encima de Cáraves. Esto sucedía en la batida de la cuadrilla de Antonio Soberón a Jana.

Peor les fue el domingo en Rubó a los de José Ángel Pérez, a los que la fuerte lluvia obligó abandonar al filo del mediodía.

En lo que se refiere a Cabrales, los de José Vigil asaltaban el sábado el lote de Bierru para que Manuel Fernández acertara sobre un puerco salvaje de 62 kilos.

En la misma jornada, los muchachos de Reyes Martínez se acercaban a Berodia, y Francisco Sánchez y Santiago Álvarez abatían a otros dos animales de 72 y 37 kilos, respectivamente.

Ya el domingo, Lucas Valdés firmaba un doblete compuesto por dos suidos de 63 y 45 kilos, y Víctor Guerra añadía a la cesta un poderoso navajero de 90 kilos. Todo ello, durante la batida de los de Pepe Huerta a El Escobal.

José Vigil también demostró puntería haciendo blanco en La Ría sobre dos gochos de 62 y 34 kilos para la cuadrilla de Fernando Pidal.

Fuente: El Oriente de Asturias - José Luís Martínez
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal