Página Inicial
Estás en   Inicio >> Actualidad >> Detalle
Julio
29
mar
2008
Robriguero acogió el Memorial Enrique Posada y un concurso popular de birle

La localidad peñamellerana de Robriguero acogió en la tarde del domingo un entrañable concurso de bolo palma bajo el nombre de I Memorial Enrique Posada Trespalacios 'Posturas'. La competición estrella del programa era un mano a mano entre el asturiano Benito Fernández y el cántabro José Luis Mallavia, aunque también se celebró un partido entre las peñas de Panes y Robriguero, así como un concurso de birles con participación abierta a los vecinos.
El desafío entre Benito y Mallavia era a tres puntos. Primero se disputaba un concurso a ocho tiradas, que otorgaba dos puntos al vencedor, en el que se impuso Mallavia tras derribar 134 bolos frente a los 114 pasaportados por Benito. A continuación, Benito se proclamaba vencedor al adjudicarse los tres puntos en tres chicos jugados a corro libre. Los tres parciales se resolvieron desde 15 metros, dos de ellos al pulgar y uno a la mano.
Momentos antes el equipo de Panes se había impuesto por cuatro juegos a dos al combinado de Robriguero. Los de Panes alinearon a Mariano Campo, Quín Fernández, Isidro Caballero y José Ramón Cosío, mientras que los locales situaban en la bolera a José Sánchez, David Blanco, José Ibáñez y Senén Sánchez.
También se disputó un concurso de birles con participación abierta a los espectadores. Había que lanzar tres bolas: una de caja y las otras dos a media bolera, una orientada a la mano y otra al pulgar. Tres vecinos empataron a once bolos derribados: Ramón Cosío, David Blanco y Paco Lebeña. En el desempate se proclamó vencedor Ramón Cosío, con doce palos tumbados.
En la entrega de premios participaron Milagros Posada, hija del fallecido Enrique Posada, y Adrián Fernández, miembro de la comisión de festejos de Robriguero. En medio de un absoluto respeto el polifacético peñamellerano Nel Melero dio lectura a una semblanza del recordado 'Posturas'. También se guardó un emocionado minuto de silencio y un elevado número de vecinos se sumaban al homenaje birlando una bola, cada uno de ellos, desde el fondo del corro de juego.

Fuente: El Comercio - Guillermo F. Buergo
Copyright © 2006, Asociación Pico Peñamellera | Todos los derechos reservados | Créditos | Información legal